bienestar

5 formas de alcanzar la madurez emocional

enterapia - abril 18, 2022

madurez emocional
El término madurez emocional se utiliza para hacer referencia a aquellas personas que cuentan con una inteligencia emocional alta (Lee: ¿Cómo mejorar tu inteligencia emocional?). Quienes pertenecen a este grupo, son personas que tienen la capacidad de comprender sus emociones y las de quienes los rodean, al tiempo que cuentan con habilidades para socializar y adicionalmente, pueden regular su comportamiento y adaptarlo según el momento y el entorno en el que se encuentran. Qué bueno sería poder tener la madurez emocional para controlar tus emociones en momentos de mucha tensión o para evitar hacer daño a quienes te rodean con palabras o actuaciones que pueden incomodar, ¿te gustaría aprender a tener inteligencia emocional? Pues bien, pensando en que tu respuesta sería sí, diseñamos 7 consejos que te ayudarán a alcanzar la madurez emocional que te va a brindar mayor estabilidad en tu vida. Así que comencemos…

¿Cómo puedes alcanzar la madurez emocional?

Lo primero que debes saber es que sí es posible obtenerla, sin embargo, para lograrlo es necesario que incorpores a tu vida una serie de hábitos y comportamientos que con seguridad te ayudarán a obtenerla. También es importante que tengas en cuenta que la madurez emocional está ligada a tu bienestar psicológico, por eso es importante trabajar en tu interior y luego esto se verá reflejado en cada paso que decidas dar en tu vida. Seguro ahora te estás preguntando cómo puedes alcanzar bienestar psicológico, y la respuesta es: por medio de la psicoterapia, pues con la ayuda de un psicólogo vas a encontrar las herramientas que necesitas para alcanzar la salud mental que buscas y poder aplicarla a todas las esferas de tu vida.

Agenda tu cita aquí y empieza a trabajar en el bienestar de tu mente

Ahora te compartiremos 5 formas que te ayudarán a alcanzar la madurez emocional, así que lee con atención:

1. Deja de quejarte.

Lanzar cuestionamientos constantes sobre ti mismo o sobre los demás, lo único que hace es empeorar la situación por la que puedes estar atravesando. Tu tarea principal debe ser enfocarte en aprender de esas situaciones que te generan miedo, tensión o angustia, pues tu único propósito debe ser salir de ese momento mucho más fortalecido y capaz de seguir adelante. Quejarte nubla tu vista y te impide ver soluciones asertivas, en lugar de hacerlo actúa, así que: cuestiónate sobre las personas de las que te quejas, del trabajo que tienes, de los hábitos que tienes en tu vida o de la forma en la que tomaste determinada decisión, hacerlo te ayudará a comprender mejor tu realidad y a saber cómo debes actuar.

2. El pasado quedó atrás.

De nada vale que todos los días te castigues por lo que hiciste mal en el pasado, por mucho que lo intentes, el tiempo no va a retroceder y simplemente tendrás que afrontar lo que hiciste porque de lo contrario no vas a poder vivir el presente. No permitas que se te vaya tu vida pensando en lo que fue, esfuérzate a diario por construir el futuro que esperas para ti y por demostrarte a ti mismo que tienes la capacidad de sobreponerte y ser una mejor versión de ti mismo.

3. Escucha activamente.

La madurez emocional se alcanza cuando tus pensamientos y tus palabras están alineados entre sí, por eso, escucha con toda tu atención a las personas que tienes a tu lado, solo así vas a poder participar positivamente de esta conversación, no hay nada que demuestre menos interés que una persona que no te escuche y para quien sus opiniones o problemas no tengan valor. Esto también aplica para ti, aprende a escucharte activamente, a comprender cuando quieres algo y cuando no, a definir cuándo algo está en contra de lo que eres y a siempre mantener tu esencia, escucharte es el inicio de una relación saludable contigo mismo.

4. Validar emocionalmente a los demás.

La validación emocional hace referencia al aprendizaje, entendimiento y expresión acerca de la experiencia emocional de otro individuo, se basa principalmente en no cuestionar lo que el otro dice sentir o pensar, pues es su propia experiencia de vida y tu no tienes el conocimiento suficiente de la misma para poder cuestionarla. Esta validación tiene que ver con la empatía y la aceptación de las emociones de otros, pero también con la expresión, es decir, con hacérselo saber. Dicho de otro modo, la validación no es solamente aceptar las emociones, sino que esta aceptación se debe comunicar a la otra persona. Decirle que comprendes su situación, dar consejos que le den bienestar o simplemente aplaudir sus decisiones es una forma de decirle: “yo estoy contigo”.

5. Prioriza el “nosotros” en las relaciones interpersonales.

Poner el “nosotros” por encima del yo, es una tarea un poco complicada de lograr, pues usualmente damos opiniones, lanzamos juicios o simplemente dices lo que se te ocurre sin pensar en el impacto que esto podría traer sobre la otra persona. En el caso del trabajo, por ejemplo, la unión hace la fuerza, y en el caso de la pareja, pensar en los dos, ayuda a superar conflictos. Y es que es frecuente perder el control con la gente que amamos, y no es extraño que nos centremos en nuestras necesidades y dejemos de lado las de los demás. La madurez emocional es entender esto. Ahora que tienes a tu alcance algunos consejos que te ayudarán a alcanzar la madurez emocional, es importante que empieces a ponerlas en práctica, no será fácil cambiar de la noche a la mañana, pero con constancia y conciencia, seguro lo vas a lograr, y si de algo puedes tener certeza, es que esta decisión cambiará el sentido de tu vida.

Deja tu comentario:

0