bienestar

10 consejos para ser una persona más resiliente

enterapia - julio 11, 2022

resiliencia
Iniciaremos esta nueva entrada a nuestro blog tratando de explicarte un poco qué es la resiliencia, pues ha sido un concepto que ha cobrado mucha relevancia en las generaciones actuales y que se ha convertido en una palabra con la que muchas personas suelen definirse. Lo primero que debes saber es que la resiliencia se construye a partir de vivencias que se caracterizan por generar sufrimiento emocional, por eso es utilizada en la mayoría de los casos, para definir a personas que han sido capaz de renacer y salir adelante después de haber vivenciado una situación muy adversa. Pero ojo, no se trata solamente de sortear esa situación, sino de encontrar en esa adversidad aspectos positivos que le permitan darle mayor valor y relevancia a su vida. Dicho lo anterior, es importante que tengas en cuenta que la resiliencia te ayuda a mantener o a mejorar la estabilidad mental en medio de situaciones que pueden ser estresantes para el resto de las personas, la calma que acompaña a la resiliencia se presenta en ti de forma natural o espontánea, razón por lo cual es una virtud en la que deberías empezar a trabajar, pues te hará la vida mucho más liviana. Pensando en que tú también puedas ser una persona resiliente, te vamos a compartir 10 consejos que te ayudarán a potenciar esta habilidad, así que comencemos: 1. Estableces y mantienes relaciones sanas: este primer consejo no solo se enfoca en relaciones amorosas, sino en relaciones familiares, laborales y de amistad que sirvan de fuente para obtener y aceptar ayuda y apoyo en situaciones de adversidad. De esta manera tendrás la capacidad de refugiarte en momentos tensos hasta salir victorioso. 2. No veas las crisis como algo imposible de superar: la realidad en la que vives es neutra, la calificación de bueno o malo, la das tú. Eliminar las emociones negativas que te impiden ver soluciones y solo te causan más sufrimiento es un paso crucial para alcanzar este nivel de tranquilidad y fuerza. 3. El cambio hace parte de la vida: no te resistas a los finales y a los nuevos comienzos, recíbelos como oportunidades de mejora, como posibilidades de seguir creciendo y de alcanzar los propósitos que tienes en mente. El desapego te ayuda a ser más resiliente porque te da la oportunidad de adaptarte a los cambios y de sacar de ellos grandes aprendizajes. 4. Plantéate objetivos propios: siempre es importante tener metas de vida, ellas son el aliciente que te sacará de situaciones difíciles. Todos los días aporta, aunque sea un granito de arena para alcanzar esa meta que tienes en mente y que quieres cumplir. 5. Asume tu realidad: aprende a tomar decisiones importantes, actúa sobre esas situaciones adversas de una vez y no las dejes para después. Aprende a no evitar y a confiar en que se resolverán solas, necesitan de tu intervención y de tu criterio para poder seguir avanzado y ser siempre una mejor versión de ti mismo. 6. Conócete a ti mismo: los momentos difíciles te ayudan a definir de qué estás hecho, te enseñan tus puntos débiles y tus fortalezas, te enseñan cuál es tu capacidad para sobreponerte y te preparan para futuras situaciones en las que seguramente también estarás a prueba. 7. Mírate siempre positivamente: cree en tu instinto y en tu intuición, la resiliencia te enseña a confiar en las capacidades que tienes para resolver problemas, a creer en ti y a fortalecerte con cada obstáculo que puedes superar. 8. Analiza las situaciones desde otras perspectivas: muchas veces te quedas con solo una postura que consideras única y verídica, pero no es así, hay problemas que tienes diferentes soluciones y situaciones que puedes enfrentar de distintos modos, analizar ese abanico de posibilidades te ayuda a calmar impulsos y a ser más asertivo. 9. Mantén la esperanza: ¿has escuchado hablar sobre la ley de atracción? Pues bien, mantener una actitud optimista te ayuda a concentrarte en las cosas buenas que pueden pasar y no en las cosas negativas que pueden llegar a suceder, de esta manera visualizas con mayor precisión lo que quieres lograr y el objetivo que quieres alcanzar. 10. Aprendes a sobreponerte fácilmente: no se trata de que nada te duela y todo te da igual, sino de no quedarte encerrado en ese sentimiento de tristeza o culpa y gestionar posibles soluciones para salir adelante y recuperarte lo más pronto posible. No olvides que, si no eres capaz de gestionar tus problemas y en lugar de encontrar posibles soluciones te bloqueas y solo ves puntos negros, es importante que busques ayuda. La psicoterapia es una solución que te ayudará a alcanzar la resiliencia, te mostrará herramientas que te ayuden a encargarte mejor de tus pensamientos y a siempre ver la luz en medio de la oscuridad.

Agenda tu cita aquí Y recibe un descuento en tu cita de valoración

Deja tu comentario:

0