bienestar

Antisocial y asocial: ¿Qué son y en qué se diferencian?

enterapia - marzo 09, 2022

asocial

De seguro tú, al igual que muchos de nosotros, muchas veces te has visto en una encrucijada al no comprender verdaderamente la diferencia entre los conceptos de antisocial y asocial, de hecho, en muchas ocasiones, estas suelen confundirse como sinónimos y muchas personas las usan sin comprender que cada una hace referencia a algo completamente diferente.

La primera diferencia se da entonces gracias a las definiciones que te mencionamos antes. Así que lee con atención:

  • Una persona antisocial es aquella que va en contra del orden social, de las leyes, normas o pautas que le permiten vivir en sociedad.

  • Una persona asocial es aquella no que se integra ni relaciona con otras personas fácilmente.

Ahora que lo leíste, es muy posible que estés pensando en las veces que le dijiste antisocial a alguien que prefería estar solo o que disfruta realizar determinadas actividades sin la compañía de otras personas, ¡tranquilo! También nos pasó.

Ahora entrando un poco más en materia, es importante que tengas en cuenta la siguiente información, que te servirá como complemento a la definición que te dimos previamente de ambos conceptos, así que, de nuevo, lee con mucha atención:

  • Un antisocial padece un trastorno psiquiátrico que se conoce como Trastorno de la Personalidad Antisocial, en el cual la persona puede manifestar conductas delictivas o rebeldía deliberada contra todo y contra todos.

  •  Un asocial no siente motivación alguna para comprometerse o interactuar en sociedad, disfruta los planes en solitario y generalmente no tiene habilidades para integrarse con otros en grupo.

Después de haber leído la información anterior, ¿tienes mayor claridad de las diferencias que existen entre personas antisociales y personas asociales?, si aún te quedan dudas por resolver, continúa leyendo, te aseguramos que te irás de esta nueva entrada al blog con muchas dudas despejadas.

4 características y diferencias entre antisociales y asociales.

La forma más sencilla de identificar si alguien puede ser definido como antisocial o asocial, es por medio de las siguientes características:

  1. Un antisocial no sabe de qué manera puede adaptarse a las normas, mientras que un asocial sabe cómo hacerlo, pero no se siente cómodo haciéndolo.

  2. Una persona con trastorno de la personalidad antisocial no siente empatía ni remordimiento por lo que pasa a su alrededor, en embargo, un asocial prefiere sencillamente actividades en solitario, lo cual no le impide ponerse en los zapatos de otros y sentir empatía por lo que pueda sucederles.

  3. Un antisocial deshumaniza a quienes lo rodean, se cree superior a ellos y busca siempre placer sin importar el daño que pueda causar. Un asocial, por otro lado, siente interés en la sociedad y se llega a preocupar por cosas que considera injustas o que no están bien, por ello, está dispuesto a poner de sí para poder cambiarlas.

  4. Un antisocial manifiesta conductas delictivas como vandalismo y robo porque siente rechazo hacia la sociedad. Un asocial quiere estar solo, esa es su única y mayor pretensión.

Algo que debes tener en cuenta es que tanto las conductas asociales como las antisociales, pueden ser tratadas mediante la psicoterapia. Por eso, si logras identificar síntomas que te hagan pensar que perteneces a alguno de estos grupos y no te sientes comod@ haciéndolo, te invitamos a que des el paso más importante de tu vida, que es elegir un psicólogo en línea que te ayude a comprender verdaderamente tu situación y a trabajar asertivamente para mejorarla.

Agenda tu cita ahora

y empieza a tener una mejor relación con quienes te rodean.

Deja tu comentario:

0