bienestar

¿Qué es el karma y cómo evitarlo?

enterapia - mayo 19, 2022

karma
Empecemos esta nueva entrada a nuestro blog definiendo qué es el karma, trataremos de hacerlo de una forma sencilla con el fin de que pueda ser un concepto que realmente se mantenga en tu vida y al que no le temas, porque si algo ha dejado el karma en el mundo, es un temor y un miedo a que todo lo negativo que haces se te va a devolver. Lo primero que debes saber entonces es que el karma no es un castigo, por lo tanto, no tienes que asociarlo siempre con aspectos negativos y con consecuencias graves. El karma tiene un propósito principal, y es enseñarte de qué manera cada persona es responsable de sembrar su propio destino, y que este destino va mucho más allá de la vida.

Más sobre el karma.

El significado de la palabra karma, es acción, es fundamental que te quedes con esta idea para que puedas comprender con mayor precisión lo que te mencionaremos a continuación. Ahora, retomando un poco el tema, lo más normal es que a lo largo de tu vida hayas pensado que el karma es un castigo por todo lo que hiciste en una vida pasada y que, por ende, estás destinando a pagarlo en una vida presente. La realidad es mucho más amigable que esto, pues el karma es la semilla que plantas durante toda tu vida, y según la calidad de esta (lo cual incluye tus actos y decisiones), así mismo será cosechada en tu siguiente vida. Ten presente también que el concepto de karma proviene de religiones donde se cree en la reencarnación, razón por la cual cobra tanta relevancia el vivir el momento presente para preservar y cuidar el después. Siendo el karma un conjunto de acciones, los pensamientos o las palabras que siembras a lo largo de tu existencia germinan en forma de consecuencias. Esto explicaría ese efecto boomerang que se le ha atribuido al karma, pues todo lo que envías al universo, regresa a ti tarde o temprano, incluso en otra vida. Hay algo que no puedes olvidar, y es que el karma no es un castigo impuesto por Dios, sino el resultado de tus actos.

El karma y el sufrimiento.

El budismo centra todas sus creencias en explicar que el sufrimiento se da por las acciones negativas que tuviste durante tu vida pasada, adicionalmente, promueve la idea de que al renacer, el sufrimiento es la oportunidad de aprender de esas acciones, pensamientos o palabras que sembraste durante tu vida anterior. Lo anterior es el punto de partida para que tomes la decisión hoy de cambiar ciertos comportamientos que lo único que van a hacer es impedir que tengas una vida plena hoy, en el momento presente, y que adicionalmente vivas una nueva vida cargada de sentimientos nocivos como el odio, el rencor, la ira, la tristeza. Por eso la invitación siempre será a que antes de hacer algo que pueda dañarte o dañar a otros, pienses dos veces, que no actúes por impulsos y que aprendas a respirar en medio de las crisis, esos pequeños actos son los que harán que puedas vivir plenamente y sin semillas negativas en tu corazón.

 

¿Cómo evitar un karma negativo?

Si el karma es la consecuencia de tus actos presente y es la semilla que siembras para después cosechar, tu misión será actuar conforme quieres vivir, ya en esta o en otra vida. Por eso, más que evitar el karma, tu tarea será atraerlo por medio de comportamientos positivos y mejorando aspectos en tu vida que puedan causarte dolor y malestares futuros. Ahora, algunos consejos que te ayudarán a hacer tu vida mucho más tranquila, a no pensar en las consecuencias negativas de tus actos y a saber que nada malo podrá pasarte porque estás obrando correctamente, son:
  1. No le hagas a los demás lo que no quisieras que te hagan a ti: ponte siempre en los zapatos de los demás y verás como evitarás hacer cosas que puedan herirlos o dañarlos, al tiempo que dejarás de sentir que lo que te sucede es una consecuencia directa de lo que haces a los demás, este ejercicio te ayudará a estar en paz contigo mismo.
  2. Reflexiona antes de hablar: no permitas que tus emociones dirijan tu vida, aprende a controlarlas y a manejarlas, sólo de esta manera podrás actuar y decidir de una forma mucho más calmada, pensando en las consecuencias que lo que vas a hacer en ese preciso momento podrá traerte.
  3. No juzgues: muchas veces opinas y lanzas cuestionamientos al azar sobre la vida de los demás sin contexto alguno, ten en cuenta que no sabes nada de la vida de otros, ni sus razones para hacer lo que hacen y tomar el camino que toman. Una vez que dejas de fortalecer este hábito, empiezas a sentirte mejor contigo mismo y con lo que eres, además pierdes el miedo o le restas importancia a lo que otros puedan creer u opinar de ti.
  4. Sé coherente: procura siempre que lo digas y lo que hagas se encuentre alineado con lo que eres y con lo que sientes, de esta manera actuarás de acuerdo a tu esencia, a lo que te identifica y muy posiblemente, además de estar en armonía contigo mismo, evitarás al máximo hacerle daño a quienes te rodean.
El karma, como puedes darte cuenta es una consecuencia de lo que haces, sientes y piensas. Sin embargo, si en algún momento de tu vida piensas que algo te sale mal y que no funciona como debería, debes saber que el karma se puede limpiar, y que es posible hacerlo mediante acciones bondadosas, oración, meditación, yoga y otras prácticas espirituales que te generan bienestar. A medida que las acciones sean mejores, se logrará mayor avance en la rueda de la vida hasta alcanzar la iluminación. Para el budismo las personas que alcanzan este punto se desprenden del plano físico y no tendrán necesidad de reencarnar en la tierra.

Deja tu comentario:

0