bienestar

Timidez: ¿Qué es y cómo mejorarla?

enterapia - junio 10, 2021

La timidez es un rasgo de tu personalidad que en grandes proporciones afecta tu capacidad de relacionarte con otros. También es la sensación de inseguridad o vergüenza en ti mismo, las cuales surgen cuando te sientes expuesto a situaciones sociales nuevas, lo cual impide o dificulta que puedas entablar conversaciones y relacionarte con nuevas personas. La timidez no se puede catalogar como una enfermedad y por ello, con frecuencia, sueles normalizarla y la ves como un comportamiento común, esto lo haces sin saber que dicha normalización podría ocasionar el desarrollo de un trastorno social en la adultez. ¿Quieres saber más sobre el trastorno social? Te invitamos a leer: ¿Cuándo la timidez se convierte en ansiedad social?. Pero, ¿cómo puedes saber si eres una persona tímida?, aquí te compartimos algunas características que te ayudarán a saber si lo eres:
  • Te cuesta acercarte a los demás.
  • Te molesta la exposición social o las reuniones por compromiso.
  • Sientes que eres capaz de defenderte por ti mismo y no necesitas a nadie más.
  • No te sientes a gusto en situaciones desconocidas.
  • Tienes miedo de llamar la atención.
  • Tienes miedo de hacer lo incorrecto.
  • Te intimidas fácilmente.
  • Se te dificulta dar tu opinión frente a otras personas.
  • Te avergüenzas fácilmente.
  • Solo te sientes cómodo con un círculo cerrado de amigos.
Algo que debes saber después de leer el listado de características anterior, es que existen 2 tipos de timidez que debes conocer. Pues de esta manera podrás saber si tu situación es transitoria o permanente, lo cual te ayudará a definir si necesitas de ayuda para tener un equilibrio en tu vida.  Los dos tipos de timidez existentes son:
  • Normal: aparece durante ciertas edades y situaciones y, normalmente, no llega a bloquear tu desempeño social y desaparece sola con el paso del tiempo. Este tipo de timidez es un sentimiento que la mayoría de las personas podemos sentir en algún momento y no representa un problema significativo.

  •  Patológico: impide que te relaciones con normalidad y puede llegar a ser crónico. En estos casos la timidez no forma parte de una sensación pasajera, sino que se trata de una característica mucho más arraigada en ti y que, según sea su grado, puede dificultar significativamente el buen funcionamiento de tu vida.

Si el segundo tipo de timidez es el que predomina y se mantiene en el tiempo, es importante que busques ayuda de especialistas que te brinden las herramientas que necesitas para tener una vida balanceada, en donde puedas comunicarte con los demás de forma asertiva y manteniendo la confianza en ti mismo. Pues algo que debes tener en cuenta, es que una falta de comunicación llega a generar diferentes trastornos sociales que te impiden tener un desarrollo correcto con el resto de la comunidad. Así que si tu timidez cada vez se incrementa más, es momento de buscar ayuda psicológica, con el fin de que puedas obtener las herramientas correctas para minimizar el impacto de esta en tu vida. Nuestra recomendación es que hagas clic en el siguiente enlace y agendes una cita psicológica para evitar llegar a extremos.

Reserva tu cita ahora con un psicólogo de Enterapia

 

¿Cómo mejorar la timidez?

Algunos consejos que seguro te ayudarán a mejorar la timidez son:
  • Define en qué eres bueno, cuál es tu punto fuerte y en qué te destacas, así vas a sentirte seguro hablando de un tema puntual.
  • Cuida de ti mismo, haz ejercicio, practica yoga o lee, cualquier actividad que disfrutes te será de mucha ayuda para recuperar la confianza en ti mismo.
  • No seas duro contigo, no te castigues severamente, encuentra en cada caída la oportunidad de volver a levantarte, siempre teniendo claro lo mucho que vales y lo importante que eres para quienes te rodean.
  • No cedas ante los retos, asume desafíos que te ayuden a confrontar lo que eres y te permitan saber qué eres capaz de lograr.
  • No evadas reuniones sociales por miedo, ten valentía de asistir a lugares en donde seguro conocerás nuevas personas y desbloquearás temores preexistentes.
  • No busques siempre la aceptación, disfruta de los momentos que se te presentan sin temor a lo que piensen los demás.
  • Busca referentes, hay personas tímidas que han logrado sobresalir socialmente, conocerlas te servirá de motivación para dejar tus temores atrás.
La timidez es normal, sentirte atemorizado por otros es entendible, paralizarte momentáneamente en situaciones que desconoces es común, lo que no es común es que estos perduren en tiempo, te hagan dudar de ti mismo y te impidan relacionarte con otros de una forma sana y cotidiana. Por eso, mantente alerta a los síntomas, y si notas que la situación se ha salido de tu control, busca ayuda, te aseguramos que así podrás tener mejor calidad de vida.

Deja tu comentario:

0