emociones

¿Los deseos son positivos o negativos?

enterapia - julio 25, 2021

Antes que nada, es necesario definir qué es un deseo. Y la forma más sencilla de decirlo es el impulso que puedes sentir  por conseguir o poseer algo. Podríamos decir entonces que los deseos son algo natural en los seres humanos, pues representan las ganas de conseguir y experimentar nuevas cosas que te hagan crecer y progresar.

Algunos de los deseos que más logran identificarse en las personas son:

  • Deseos materiales.

  • Deseos sexuales

  • Deseos espirituales.

Usualmente, tus ambiciones se concentran en crecer exponencialmente en estos ámbitos, en experimentar cosas nuevas en esas áreas y en obtener mayores beneficios.

¿Son los deseos positivos o negativos?

No podríamos irnos a ninguno de los dos extremos, pues el deseo es un sentimiento que puede sacar lo mejor o lo peor de ti. Al ser un impulso que te inspira a crecer y a ser mejor, podríamos decir que es algo positivo. Sin embargo, la línea que lo separa de ser negativo es realmente delgada y puede confundirse con facilidad.

Así que, a continuación te presentamos algunos aspectos que pueden hacer que identifiques si tus deseos son negativos:

  1. Cuando para cumplirlos pasas por encima de otras personas y les haces daño.

  2. No importa qué debes hacer por cumplirlos, tu único objetivo es conseguir lo que quieres.

  3. Las consecuencias que debes asumir por hacerlos realidad afectan tu calidad de vida.

  4. Pones en riesgo tu vida o tu estabilidad emocional.

  5. Vas en contra de tus principios y traicionas las bases sobre las que has crecido.

Dicho lo anterior, identificar si un deseo es positivo también es posible, y esto se debe a que se encuentran presentes los siguientes aspectos:

  1. Son pensados desde la bondad, no harás daño a nadie más.

  2. No pones en riesgo tu vida ni la de los demás.

  3. Es realmente un indicador de crecimiento, te hará mejor persona o alcanzarás alguno de tus sueños.

  4. Están alineados con tus principios de crianza y te sientes bien haciéndolo.

  5. Hay tranquilidad de por medio, tu mente está tranquila porque sabes que no estás haciendo algo incorrecto.

La mente en calma juega un papel crucial cuando hablamos de deseos, pues cuando haces algo incorrecto, tu mente no deja de darle vueltas y te autocastigas constantemente por lo que hiciste, pues sabes, que, pese a los resultados, no fuiste completamente honesto al hacer lo que decidiste hacer.

Por eso, es bien sabido que no importa a quién quieras mentirle, seguro los demás te creerán, pero mentirte a ti mismo es una misión imposible de ejecutar, porque tendrás en tu conciencia la carga de haber hecho las cosas de forma incorrecta o, por el contrario, de haber actuado según tus principios y valores.

Deja tu comentario:

0