empresas

3 formas de emprender un nuevo negocio

enterapia - abril 13, 2022

La modernidad está marcada por una serie de cambios y de nuevas ideas que han hecho que muchos aspectos que años atrás parecían la mayor realización, ahora sean más un mal sueño al que muchos no quisieran regresar o del que muchos quisieran escapar. Uno de esos aspectos es el trabajar en una empresa grande, escalar en ella y alcanzar un cargo de poder. Esta idea se ha devaluado con el tiempo, y esto se ha debido a:
  • El abandono que debían darle a sus familias mientras trabajaban.
  • La escasez de tiempo para realizar actividades para disfrutar o generar bienestar.
  • Las pocas garantías de crecer profesionalmente dentro de la empresa.
  • Tener cargos en los que no había felicidad y que cada vez eran más mecanizados y monótonos.
La insatisfacción causada por los argumentos anteriormente mencionados, han hecho que cada vez más personas vean en el emprendimiento una oportunidad para cumplir a cabalidad con sus propósitos de vida, sin embargo, en muchas ocasiones cuando esta idea llega a la cabeza, de inmediato es desechada porque se considera que emprender es una locura para la que no todos están completamente preparados. Pensando en esto, y con el fin de desvirtuar un poco esta idea, hoy queremos compartirte una serie de consejos o formas que harás que puedas emprender teniendo mayor claridad del paso que vas a dar y de la decisión que vas a tomar, porque está bien soñar siempre y cuando uno de tus pies se mantenga en el suelo y te sirva de apoyo para gestionar tus ideas y ponerte manos a la obra.

¿Cómo emprender un nuevo negocio?

Antes de lanzarte al mundo del emprendimiento, ten presentes los siguientes consejos que te ayudarán a armar tu negocio de forma correcta desde el principio, así, de seguro, vas a sentirte mucho más seguro de lo que vas a hacer y de las implicaciones que esta decisión traerá para tu vida.

1. Busca un socio.

Es una de las modalidades más convenientes. Emprender y compartir la carga con otra persona es una de las mejores cosas que puedes hacer. Sin embargo, debes tener cuidado con quién eliges como socio, porque de esta manera, así como puede ser una gran idea, si eliges un mal socio será toda una pesadilla. Un consejo es dejar todo claro desde un comienzo. Que no se den malentendidos relacionados con las labores que se deben hacer, o la cantidad de ganancias que se van a tener. Así que sí se hace bien, puedes decir que es una de las formas de emprender más completas que puedan existir, porque tanto el trabajo como la inversión estará dividida en partes iguales y juntos se acompañarán en todo el proceso de crecimiento empresarial.

2. Crea tu propio capital.

Si tu objetivo es emprender solo, empieza por formar el capital que requieres para poder iniciar con tu proyecto, para hacerlo seguramente vas a tener que trabajar fuertemente en cosas que quizás no disfrutes mucho, pero que te aportarán grandes aprendizajes que después podrás poner en práctica en tu propio negocio. No olvides que puedes buscar respaldos financieros en bancos o por medio de ayudas del gobierno a emprendedores, en ambos casos necesitas cumplir con una serie de requisitos que van a permitirte acceder o no a los beneficios que se han diseñado para personas con un perfil similar al tuyo.

3. Piensa en un e-commerce.

La virtualidad ha hecho que muchos emprendimientos salgan al mercado sin tener que hacer una inversión imposible de lograr (Lee: Importancia de los negocios digitales en la era moderna) al tiempo que tienes la posibilidad de estar mucho más cerca de tus clientes potenciales y de ofrecer tus productos o servicios en lugares del mundo a los que no habías pensado que podrías llegar. Las 3 formas que te contamos antes, son opciones que muchos emprendedores alrededor del mundo han decidido tomar, son muchos los casos de éxito que de ellas han surgido. Sin embargo, también han dejado algunas enseñanzas que deberías tener en cuenta sin importar qué tan experto eres en el mundo del emprendimiento:
  • Evita emprender con un socio sin conocerlo.
  • Así mismo hay que mencionar que es muy mala idea emprender sin asegurarte si tus empleados están capacitados para realizar sus tareas. O sin saber si puedes pagar la nómina.
  • Intenta no emprender solo y con la mentalidad de nunca contratar a nadie. Debes enfocarte en el crecimiento, y un equipo podrá ayudarte a esto.
  • Emprender y desentenderte de tu negocio solo porque hay un encargado.
  • Siempre piensa en los demás, ayuda a otros que como tú quieren crecer o aportar con sus conocimientos a tu empresa.
Son muchos los dolores de cabeza que vas a ahorrarte si tienes en cuenta estos consejos finales. Recuerda que en el mundo del emprendimiento son muchos los espejos en los que puedes mirarte, y que estos espejos son la muestra más clara de aquello que definitivamente no puedes hacer o de aquello que deberás replicar para poder alcanzar el éxito que has decretado para tu negocio

Deja tu comentario:

0