empresas

Listado de hábitos para mejores días laborales.

enterapia - agosto 29, 2022

lista de buenos habitos
No vamos a decirte que existe una fórmula mágica para trabajar mejor, Sin embargo, sí podemos decirte que existen una serie de métodos y técnicas, que de tenerlas en cuenta, pueden hacer de tu rutina de trabajo algo que en realidad disfrutes. La lista que te vamos a compartir a continuación, son una serie de hábitos que podrás incluir poco a poco en tu rutina de trabajo, y que lo más importante es que los empieces a practicar con mucha disciplina, siendo consciente de que al tenerlos en cuenta, vas a experimentar cambios en tu productividad y en tu estado de ánimo mientras estás trabajando. Así que lee con atención.

¿Por qué es importante establecer rutinas dentro de tu jornada laboral?

De seguro a ti también te han hecho pensar que las rutinas son malas, que caer en la rutina es vivir en automático y que al hacerlo, le empiezas a perder sentido a la vida. Pues bien, este es el primer error de toda una serie de errores que lo único que hacen es impedir que puedas disfrutar de todo lo qué haces de una forma mucho más ordenada. Las rutinas, solo para dejártelo claro desde este preciso instante, son una forma muy eficaz de organizar tu tiempo, de ordenar tus tareas, de cumplir con tus tareas diarias y de realizar durante el día todas y cada de las actividades que son importantes para ti, por eso, no las estigmatices, más bien tómate el tiempo de crear una con la que te sientas cómodo y mediante la cual, empieces a tener una mejor relación con tu tiempo y no andes corriendo con todo para última hora. Ponte a pensar en lo útil que sería poder tener tiempo para todo, poder hacer todas tus tareas diarias sin pensar en que algo se te está pasando, con la incertidumbre de que existe algo que estás olvidando. Para esto justamente son las rutinas, pues en ellas, generalmente lo qué haces es:
  • Escribir todos los pendientes que tienes en orden de prioridad, así sabrás en qué trabajar primero.
  • Establecer horarios para desarrollar cada una de tus tareas pendientes y puedes hacer seguimiento a sus avances.
  • Escribir las reuniones que tienes a lo largo del día, así no se te cruza con ninguna otra actividad.
  • Definir la hora de inicio y de finalización de tu jornada laboral, esto ayuda a que todas las áreas de tu vida (personal, social y profesional) se encuentren en armonía.
Los anteriores son solo algunos de los beneficios que puedes tener con las rutinas, pues el hábito de la organización realmente es algo que cambiará tu vida y te permitirá ser mucho más eficaz y productivo en lo que realizas a diario.

¿Qué hábitos te ayudan a ser mejor durante tu jornada laboral?

Llegamos a la mejor parte de este artículo de blog, y es la implementación. No te quedes solo en la teoría, atrévete a hacer cambios en tu vida que traigan consigo beneficios que te permitan disfrutar de cada uno de los procesos que se dan internamente en ti. Así que lee con atención:
  1. Marcar una hora de inicio y de finalización en tu jornada laboral: esta es una forma efectiva de decirle a tu cerebro que debe cambiar el chip y empezar a enfocarse en actividades diferentes, lo cual aumentará tu concentración durante las horas de trabajo y te permitirá disfrutar más de los momentos fuera de la oficina.
  2. Tener una agenda para escribir tus actividades pendientes: este será tu espacio sagrado, en él tendrás la oportunidad de organizar tu día, de aterrizar lo que muchas veces dejas solo en tu cabeza y que luego, como por arte de magia, desaparece y te causa grandes preocupaciones. Puedes elegir formatos digitales o manuales que cumplan con este propósito.
  3. Apóyate en los checklist: esta es una herramienta que realmente salva vidas, los checklist o las listas para chequear son la forma perfecta para escribir eso que tienes pendiente y que, aunque es aparentemente pequeño o poco importante, sí o sí lo debes hacer. Conviértelas en tu mejor aliada, estamos seguros de que te ayudarán muchísimo.
  4. Deja siempre un espacio para imprevistos: por más que quieras planear, siempre habrán situaciones que aparecerán bajo la etiqueta de urgente. Deja siempre espacios que puedas usar para esto, así no te sentirás tan abrumado y no sentirás que algo más se retrasa por darle prioridad a lo que apenas ha surgido.
  5. Pide ayuda cuando sea necesario: rodéate de personas en las que te puedas apoyar para dar solución a alguna situación puntual, no te sientas mal por hacerlo, ten siempre presente que no todas las veces vas a poder con todo, y que así no lo quieras, hay momentos donde una mano extra no cae para nada mal.
  6. No te sobrecargues: aprende a decir no, muchas veces en tu afán por quedar bien o por ayudar a los demás, no eres consciente de que estás adquiriendo compromisos que solo te van a ocasionar problemas y vivir afanado. Es mejor delegar y recomendar a alguien más que decir sí para luego no hacer las cosas de la mejor manera.
Estamos convencidos de que al tener en cuenta estos hábitos y al empezar a introducirlos poco a poco en tu rutina diaria, vas a experimentar cambios durante tu jornada laboral: vas a correr menos, tendrás un panorama más claro de lo que debes hacer y sobretodo, no te sentirás tan abrumado con los pendientes, tendrás siempre la sensación de que tienes las cosas bajo control. No olvides que sin importar cuál sea el hábito que vayas a incorporar, requieres de disciplina y constancia para poder convertirlo en algo que realmente haga parte de ti. Ten siempre presente que cuando algo se sale de tu control, entendimiento o simplemente cuando algo en ti no funciona como debería, siempre habrá una mano amiga dispuesta a ayudar. En estos casos, el primer paso es pedir una cita de valoración con un Psicoterapeuta, que te ayude a comprender tus emociones y sentimientos y te permita sanar poco a poco lo que llevas en tu interior.

Conoce más sobre Enterapia aquí

Deja tu comentario:

0