empresas

5 tips para calmar el estrés laboral

enterapia - junio 01, 2021

El estrés laboral se presenta habitualmente cuando haces parte de sociedades que son industrializadas, que son en donde hay mayor número de empleos y empleados. Este tipo de estrés se origina porque la creciente presión del trabajo te provoca cansancio físico y mental.

Cuando eres empleado, directivo o gerente, las exigencias del entorno laboral y la obligación de mantener todo bajo control, tienden a ser las principales causas del estrés en el trabajo, y los síntomas más comunes van desde la irritabilidad hasta la depresión.

 

¿Cómo calmas el estrés laboral?

Hay aspectos sobre el estrés laboral que puede manejar y controlar la empresa en la que trabajas, pues trabajar en un buen clima organizacional, es decir, tener una buena relación con cada uno de los miembros de la empresa podría evitar que en momentos de mucha tensión, llegues a sentirte altamente presionado y sientas que no puedas dar más.

Sin embargo, tener una vida y hábitos saludables te permite  estar tranquilo, lo cual será de gran ayuda al tomar decisiones y al asumir mayor cantidad de trabajo sin llegar a la desesperación y al agotamiento. El estrés laboral puedes evitarlo teniendo una vida tranquila, una alimentación balanceada y un cuerpo sano.

Para que la vida laboral no te afecte, te diremos cómo puedes lograr una jornada tranquila. A continuación compartiremos contigo 5 tips que van a ayudarte a  desarrollar una rutina diaria que te permita a evitar el estrés laboral.

Ejercítate

Todas las mañanas antes de salir para tu trabajo, realiza una pequeña rutina de ejercicios como abdominales, trotar, saltar la cuerda, hacer sentadillas o ir al gimnasio, esto te ayudarán a empezar el día con energía y te permitirá liberar un poco tu mente, haciéndote pensar en tareas diferentes a las que encontrarás en tu oficina.

El ejercicio,  además de ayudarte a combatir el estrés laboral, ofrece beneficios generales para tu organismo como evitar la obesidad, perfeccionar el funcionamiento de tu metabolismo y obtener un excelente estado físico.

Desayuna

Prepárate un desayuno altamente nutritivo. La primera comida de tu día debe contar con tres ingredientes principales, nuestra recomendación es que lo hagas con tiempo, no te prepares algo rápido para salir corriendo, tómate el tiempo de cocinar para ti y de empezar tu día de una forma calmada y tranquila.

A continuación te traemos 3 recetas simples que de seguro te van a ser de gran ayuda:

  • Cereales o pan: los cereales, el pan integral, las galletas y la avena, te proporcionan energía gracias a su alto contenido en almidón, que proporciona calorías  para tu organismo.

  • Leche o productos lácteos: la leche, el yogur y el queso proporcionan calcio a tu organismo. Además te ayudan a prevenir enfermedades como la osteoporosis.

  • Frutas o verduras frescas: es importante que las consumas porque contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que te ayudan a llevar una vida saludable.

Haz una pausa activa (como mínimo)

Haz una pausa activa después de almorzar, el almuerzo debe ser igual de nutritivo que el desayuno. Después de consumir la segunda comida del día, dedícate diez (10) minutos y realiza alguno de los siguientes ejercicios:

  • Siéntate cómodamente en una silla, con la espalda recta y concéntrate en tu respiración, enfoca tu atención en la entrada y salida del aire que respiras. Después de unos minutos te sentirás más relajado y calmado, y de seguro, tu energía aumentará.

  • Otra forma de relajarte es hacerte masajes en el cuello. Frota tus manos hasta que se calienten y luego pásalas suavemente por tu cuello. Si puedes incluir un aceite relajante o un poco de crema con olor, tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

  • Masajea los costados de la columna con los nudillos de tu mano y también pasa las yemas de tus dedos por tu cabeza. Eso te hará sentir mejor durante la jornada laboral.

¿Los pondrás en práctica? Recuerda que el primer paso para un mayor bienestar, lo debes dar tú. ¿Si no cuidas de ti, quién podrá hacerlo?

Ten una cena ligera

Cuando llegues a tu casa y te sientas en libertad de quitarte los zapatos y de cambiarte por ropa más cómoda, prepárate una deliciosa cena, pero liviana, recuerda que en las noches debes comer poco, pues la digestión es más lenta y si comes demasiado pesado, te va a costar dormir, y dormir bien es el primer paso para un nuevo día balanceado y feliz.

En este punto también te compartiremos algunas ideas de lo que puedes comer, puedes reemplazar algunos de los ingredientes. Lo más importante es que mantengas siempre la misma base.

  • Cena 1- Verduras asadas: pimienta, berenjena, cebolla y tomate + Pescado blanco a la plancha + 2 ciruelas.

  • Cena 2 -Crema de verduras + sándwich vegetal con pavo o atún o huevo + una fruta.
  • Cena 3- Ensalada con hojas de espinaca, tomate, atún, maíz y queso fresco + un yogur + una fruta.

 Delicioso, ¿no crees? 

Practica yoga

Es muy recomendable que practiques yoga para que estés en contacto contigo mismo, este hábito te ayuda a relajarte y a pensar con mayor claridad. Al terminar tu día con una rutina de yoga podrás decir que el estrés laboral no va a poder llegar de visita a tu vida porque vas a poder separar siempre tu vida personal de la laboral.

Ten en cuenta que en el momento que no seas capaz de separar tu trabajo de tu hogar o que ir a tu oficina se convierta en un momento de angustia constante, es ideal buscar ayuda de un terapeuta que te permita volver a encontrar el equilibrio y volver a tener todo bajo control.

El estrés laboral es una enfermedad que tu mente construye y que por ende, a veces se sale de tus manos poderla manejar, pues no cuentas con las herramientas necesarias para controlarla e impedir que perdure en el tiempo.

 

¿Sufres de estrés laboral?
Agenda tu cita con un psicoterapeuta ahora  y recibe 80% OFF en tu sesión de conocimiento

 

Deja tu comentario:

0