familia

¿Cómo tener una buena familia?

Dra. María Angélica Cujiño - mayo 13, 2016

como-tener-una-buena-pareja-y-familia

¿Cómo tener una buena familia?

- Escrito por María Angélica Cujiño, psicóloga clínica, Magister en Psicología Clínica.

La definición de familia desde la unión.

Tener una buena familia no significa tener una familia perfecta, ya que eso nunca es posible porque todos los seres humanos tenemos formas diferentes de pensar, sentir y actuar. Sin embargo, si es posible conocer cuáles son las características fundamentales de una buena familia para poder analizar qué aspectos debemos mejorar en la nuestra. El primer factor es la cohesión, éste implica unión, tiempo compartido y apoyo emocional entre los miembros de la familia, aspectos clave en la construcción de vínculos que se establecen como fundamentales en la definición o concepto de familia. De tal modo, una familia altamente cohesionada es aquella que considera que son cercanos, unidos y pueden contar los unos con los otros. 

El segundo factor es la flexibilidad que se refiere a la forma en que cada miembro de la familia reconoce, respeta y puede adaptarse a los cambios según las normas y reglas establecidas en el hogar. Así, una familia con un alto nivel de flexibilidad es aquella que respeta que hay jerarquías y roles (ser padres implica ser figuras de autoridad) al interior de la familia y puede adaptarse si se requiere que los roles o normas cambien. 

Por último, se encuentra el factor de la comunicación, el cual implica que los diferentes miembros de la familia se pongan en el lugar del otro (empatía), lo escuchen activamente, lo respeten y le den la oportunidad de expresar abiertamente sus sentimientos, necesidades y preocupaciones. Una familia que logra un buen balance en la comunicación es aquella en la que sus miembros reconocen verbalmente los logros de los demás, manifiestan su agrado frente a lo que hace el otro por ellos o por el hogar, evitan hacer críticas, sátiras y humillaciones, así como se muestran dispuestos a escucharse y ayudarse mutuamente en situaciones difíciles. Este tipo de familias utilizan frecuentemente la técnica del sandwich para expresar sus desacuerdos, esta consiste en realizar tres comentarios de la siguiente forma: primero el pan: un comentario positivo, segundo el jamón: una crítica o solicitud de cambio y por último, el otro pan: otro comentario positivo. 

Ejemplo:
Me he venido dando cuenta que en las últimas dos semanas has mejorado bastante la organización de tu cuarto (primer pan), pero ayer encontré tus medias y saco tirados debajo de la cama (jamón), te pido el favor que los recojas y que vuelvas a ser tan ordenada como lo venías siendo (segundo pan).

Usted también puede utilizar esta técnica del sandwich con los miembros de tu familia, intentelo!!! Igualmente, realice mejoras en los factores de cohesión (haga actividades que les permitan sentirse más unidos o compenetrados) y flexibilidad (respeten los roles establecidos o cambien algunas reglas para que todos se entiendan mejor) para que logre tener una buena familia. 

Tomado y adaptado de:
Schmidt. V., Barreyro. J.P., Maglio, A.L. (2009). Escala de evaluación del funcionamiento familiar FACES III: ¿Modelo de dos o tres factores? Escritos de Psicología, Vol. 3, no 2, pp. 30-36  referente al Modelo Circumplejo de Sistemas Familiares (Olson, 2000; Olson, Russell y Sprenkle, 1989).




banner-empieza-ahora-blog

banner-ebook-guia-blog

Deja tu comentario:

0