familia

Navidad: época de reconciliación y perdón familiar

enterapia - diciembre 14, 2021

reconciliación en familia

Llega una de las festividades más importantes del año, y con ella, la oportunidad para encontrarte con quienes más amas y demostrarle todo tu amor. La navidad es un momento ideal para pedir perdón y perdonar, para reconciliarte y restablecer de nuevo los vínculos que pudieron romperse por cualquier situación en cualquier otro momento de la vida, así que si buscas el momento perfecto para fortalecer lazos con tu familia, este es el mejor que podrás encontrar.

La navidad y el Año Nuevo son dos fechas especiales que van a permitirte tener más conciencia de lo que significa la familia en tu vida, de agradecer por su compañía y de celebrar poderlos tener a tu lado en los momentos adversos, así que no hay mejor momento para celebrar su presencia en tu vida y lo valiosos que son para tu existencia.

 

¿Por qué es importante el perdón?

Hablemos con completa honestidad, perdonar es una habilidad que muy pocas personas poseen (esperamos que tú seas una de ellas), no es fácil reconciliarte con alguien que te hizo daño y seguir como si nada, sin embargo, esa sensación de alivio que te da el perdón, difícilmente te la dará cualquier otra decisión en la vida.

Cuando perdonas, no le haces bien a la otra persona, es más bien un regalo que te das a ti mismo, pues es una manera de demostrarte lo fuerte que eres y lo preparado que estás para crecer y seguir formándote como una mejor persona. Entre los beneficios que trae perdonar, encuentras también:

  1. Te libera: el rencor, la ira o la rabia son emociones que te atan, que hacen que no puedas vivir tu vida en completa armonía y además, te impiden avanzar y ser completamente feliz. El perdón te ayuda a salir adelante, a seguir adelante libre de presiones y rencores que no te permiten ver todo lo que tienes delante de ti.
  2. Te ayuda a sanar: no hay dolor más grande que sentir que alguien a quien amas mucho, te hace daño. Sin embargo, la única manera de liberarte de ese dolor, es perdonando. El perdón te ayuda a sanar esa herida que te dejaron y te permite recuperarte, dejar a un lado el rencor y seguir avanzando hacia el futuro.
  3. Libera a quien te hizo daño: sí, a veces pensar en el otro hace mucho bien, por eso, tu propósito deberá ser siempre pensar en esa persona que te hizo daño de una forma amable y amorosa, de esa manera ambos podrán seguir con sus vidas sin cargas del pasado que los hagan retroceder y estancar.
  4. Te ayuda a recuperar personas valiosas para ti: el amor muchas veces es más fuerte que la rabia y el rencor, por eso perdonar es ideal para restablecer vínculos que no quieres perder y que quieres conservar para toda tu vida.

Es muy posible que a pesar de haber perdonado de corazón, en tu interior se alberguen recuerdos que te hagan reflexionar sobre el daño que te causaron. Sin embargo, el perdón te ayuda a disminuir el impacto que este momento puntual tuvo sobre ti, la tristeza que originó y te ayuda a recuperar el control de tu vida.

¿Qué pasa si no perdonas a quienes te hirieron?

Contrario a todo lo que piensas, vivir lleno de rencor y con ganas de venganza te ocasiona grandes daños, sobre todo en tu salud mental y en tu estabilidad emocional, pues seguramente vas a experimentar:

  • Sensación de enojo y amargura en cada relación y experiencia por la que atravieses en ese tiempo.
  • Poca capacidad de disfrutar de las pequeñas y grandes cosas de tu presente porque vas a estar enfocado en la mala experiencia por la que atravesaste.
  • Depresión o ansiedad debido al malestar que te genera sentirte defraudado por la otra persona.
  • Sentimiento de que tu vida no tiene ningún sentido ni propósito.
  • Escaso vínculo con otros, pierdes la capacidad de conectarte con otras personas.

Ten siempre presente que para tomar la decisión de perdonar, es importante tratar de mirar la situación desde un punto de vista lejano en el que puedas analizar de forma neutral los motivos y las razones que tuvo el otro para hacer lo que hizo. Este ejercicio es valioso porque te permite validar las emociones del otro, y hacer el ejercicio de perdón y reconciliación desde la empatía.

Hay algo que debes tener presente, y es que no en todos los casos perdonas para que la otra persona haga parte de tu vida, muchas veces el ejercicio de perdonar se practica para estar en paz contigo mismo y no para recuperar el vínculo, aunque esto último siempre es lo ideal, siempre debes optar por decisiones que te hagan bien, y hay muchas personas que puedes perdonar, pero que no quieres que hagan parte de tu vida. Cuando comprendes esto, tu visión del perdón cambia, y empiezas a ser más selectivo con las personas que tienes a tu alrededor.

También debes saber que si el rencor y el sentimiento de venganza hacen parte de tu vida y que notas que estos sentimientos gobiernan tus decisiones y tu forma de vivir, es importante que busques ayuda, porque como pudiste darte cuenta, el único perjudicado con este tipo de sentimientos eres tú. Así que no dudes en buscar ayuda, siempre habrá personas dispuestas a escucharte y a brindarte la ayuda que requieras en cualquier situación.

Sin importar qué ande mal en tu vida, la psicoterapia es tu mejor aliada en el proceso de ser una mejor versión de ti. Pide tu cita de valoración y empieza a fortalecer tu mente para después fortalecer tu vida. Muchas de las respuestas que has estado buscando, de seguro, están dentro de ti.

 

Agenda tu cita con un psicólogo de Enterapia aquí

 

Deja tu comentario:

0