productividad

Competitividad y productividad, ¿en qué se diferencian?

enterapia - junio 01, 2021

Diferencia entre competitividad y productividad

Antes que nada, empezaremos por explicarte cada uno de estos conceptos, de esta forma te será mucho más sencillo comprender las diferencias entre ambos. Lo primero que debes saber es que ambos tienen significados distintos, sin embargo, podríamos decir que se complementan entre sí. Dicho lo anterior, es hora de comenzar:

¿Qué es la productividad?

¿Recuerdas que ya hemos escrito sobre productividad antes? Pues bien, en esta ocasión te daremos un contexto más general que seguramente te dará una idea mucho más clara de lo que realmente significa. La productividad hace referencia a la cantidad de tareas que logras desarrollar durante tu jornada laboral, esto no implica que tu trabajo sea las 24 horas, de los 7 días de la semana, justamente ahí está el secreto.
La principal función de la productividad es hacer que tus horas de trabajo diario sean usadas ordenadamente, con el fin de que puedas resolver la mayor cantidad de estas en menor tiempo, sin disminuir así la calidad de tu trabajo y manteniendo en orden las demás esferas de tu vida.

¿Quieres saber más sobre productividad? Te invitamos a leer: Burnout y productividad sana y ¿Cómo ayuda la psicología a la productividad laboral?

Ahora, lo más seguro es que estés pensando que si la productividad es la capacidad de optimizar las horas de trabajo y crear un balance entre estas y tu vida personal, entonces, ¿Qué es la competitividad?.

¿Qué es la competitividad?

Podríamos definirla como la capacidad de competir, es decir, para hacer que entre muchos otros que hagan lo mismo que tú, sea tu desempeño el que sobresalga por su excelencia y valor. Ser competitivo, se basa fundamentalmente en captar las oportunidades que se cruzan en tu vida, según tu profesión o ideales de vida y vincularlas de forma positiva al plan que puedas estar ejecutando en ese preciso instante.

La principal función de la competitividad es hacer que seas mucho más consciente de tus habilidades y fortalezas, pero más importante aún, que logres explotarlas de manera positiva para alcanzar las metas o propósitos que tienes a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué ventajas tiene ser productivo?

Queremos que en este punto partas de una base: la productividad es el principio sobre el cual crece o se fomenta tu competitividad, pues de esta forma sacas un mayor provecho a las tareas que realizas a diario, con el fin de potenciarlas y convertirlas en un diferenciador que te haga sobresalir entre otros. Además del beneficio anteriormente descrito, también:

  • Te centras en lo importante, es decir que aprendes a jerarquizar tus tareas.

  • Aprendes a ser más disciplinado y ordenado con tu tiempo.

  • Conoces tu ritmo de trabajo y aprendes a planear mejor tus tareas.

  • Aprendes a ser flexible, a entender que a veces no todo sale como lo tienes en mente y que debes cambiar el plan de ejecución.

  • Encuentras el balance entre tu vida personal y tu trabajo.

¿Te das cuenta cómo la productividad impacta tu vida? Te aseguramos  que con ella los planes que tienes para escalar personal o profesionalmente serán mucho más sencillos de cumplir. Recuerda que la productividad no solo se encuentra en tu trabajo, también puedes hacerla efectiva en tu vida personal o académica.

¿Qué ventajas tiene ser competitivo?

La competitividad tiene un punto en contra y es que usualmente es vista como algo negativo, como una cualidad desfavorable y que está fuertemente ligada a la soberbia. Sin embargo, tener una actitud competitiva, en realidad te convierte en una persona segura de sí misma y que cree con firmeza que es capaz de alcanzar lo que se propone. Otras de sus ventajas son:

  • Te conviertes en una persona más optimista, capaz de encontrarle la parte positiva a cualquier situación.

  • Eres consciente de tus fortalezas, de tus límites y de lo que realmente eres capaz de hacer.

  • La zona de confort no te limita, siempre ves más allá, de hecho, el miedo para ti nunca es una opción.

  • Eres líder por naturaleza, tienes la capacidad de inspirar a otros.

  • Defines tu metas y trabajas intensamente hasta conseguirlas.

Ahora te preguntamos, ¿sigues viendo la competitividad como algo negativo? Nosotros diríamos mejor que es una forma más real y consciente de cómo te ves a ti mismo, y que está muy bien conocerte tan profundamente y creer tanto en ti, que no te dé miedo luchar y trabajar por tus sueños.

¿Disfrutas lecturas como esta sobre productividad? ¡Te recomendamos leer la lista de libros para mejorar tu productividad que preparamos para ti!

¿Puedes ser más competitivo y productivo con la ayuda de un psicoterapeuta?

Claro que sí, pues lo primero que debes saber es que la psicoterapia te ayuda a desarrollar o conocer diferentes herramientas que te permiten asimilar problemas o situaciones a las que te enfrentas cotidianamente. Estas herramientas te ayudan a definir:

  • Qué te motiva a diario.

  • Qué hay en el entorno que contribuya a que esa motivación surja.

  • Cuáles son esos puntos en los que eres realmente bueno, pero te niegas a reconocerlos .

Hay algo que debes tener en cuenta, y es que ambos conceptos pueden manejarse de una manera inadecuada  y causar un colapso total a tu vida, por eso, lo ideal es que acudas a psicoterapia antes de que algo inmanejable  suceda, pues de esta forma podrás fortalecer diferentes  ámbitos de tu vida y será muy poco probable que una competitividad dañina y la sobrecarga de actividades aparezcan y te desborden.

Agenda tu cita ahora 

Y recibe hasta el 40%  de descuento en tu primera cita

Deja tu comentario:

0