psicologia clinica

Tipos de adicciones y sus consecuencias

enterapia - junio 15, 2021

La palabra adicción generalmente se relaciona con la ingesta excesiva y descontrolada de sustancias nocivas para tu organismo. Sin embargo, esta se encuentra mucho más relacionada con cualquier cosa que afecte negativamente tu conducta y cree una dependencia severa que afecte tu vida y tu salud. Dado lo anterior, podríamos definir entonces a las adicciones como hábitos peligrosos que generan (en la mayoría de los casos) dependencia psicológica o fisiológica, causando así graves deterioros a tu salud tanto física como mental. En general, existen 2 tipos de adicciones sobre las cuales, merece la pena hablar:
  1. Sustancias o adicciones tóxicas: consumo de sustancias legales o ilegales (como drogas, alcohol e incluso medicamentos de uso común) que generan dependencia y afectan de manera negativa tu comportamiento en el día a día y en cómo te relacionas con los demás.
  1. Adicciones comportamentales: tienen que ver con comportamientos propios que ejecutas de manera descontrolada e incide de forma negativa en tu desempeño diario. En este tipo de adicción pierdes control sobre ti mismo y es dicho comportamiento el que empieza a marcar tu vida.
Como puedes darte cuenta, una adicción afecta gravemente tu forma de relacionarte con los demás e impide que puedas mantener tus rutinas diarias de una forma equilibrada que permita que tu mente y tu cuerpo se mantengan a salvo de posibles amenazas que afecten tu integridad y tu cordura. Lo anterior, seguramente hace que te preguntes qué es la salud mental y por qué se ha convertido en una prioridad en la vida de los seres humanos. Y por eso, queremos darle respuesta a este interrogante antes de explicarte cómo afectan las adicciones tu mente, que es la que mantiene tu vida en balance.

¿Qué es la salud mental?

La salud mental se enfoca principalmente en tu bienestar emocional, permite que todo en tu vida esté en armonía porque te ayuda a mantener todas las situaciones en control. Eres capaz de asumir retos y de afrontar obstáculos de una forma serena, y también tienes todas las habilidades necesarias para tomar decisiones que te ayuden a llegar al lugar que tienes planeado llegar. Algunos puntos que debes tener en cuenta para comprender de una mejor forma la salud mental son:
  • Incluye tu bienestar emocional, psicológico y social.

  • Te ayuda a manejar el estrés en momentos de tensión y a tomar decisiones asertivas que no tengan alto impacto para ti y quienes te rodean.
  • Es importante en todas las etapas de la vida, porque cada una de ellas viene con diferentes retos para enfrentar que pueden ocasionar grandes cambios.

Si algo nos dejan claros los 3 puntos anteriores, es que no tener fortalecida tu salud mental afecta la forma en la que piensas y actúas frente a tu vida, pues tendrás una imagen distorsionada de la realidad que te impedirá saber qué camino tomar y mantenerte a salvo.

¿Cómo afectan las adicciones a tu salud mental?

Lo primero que debes saber, es que las adicciones cambian el funcionamiento del cuerpo y la mente, lo cual se puede ver reflejado en enfermedades físicas que deterioran cada vez más tu vitalidad. Todas las drogas (en el caso de padecer una adicción tóxica) pueden tener un efecto nocivo en tu salud mental, produciéndose: También es muy posible que desencadenen trastornos mentales o que agraven uno preexistente, produciendo (en la mayoría de los casos) trastornos afectivos o trastornos psicóticos. Siendo estos últimos los más graves, pues alteran tu visión de la realidad y causan ideas imaginarias que son anormales e infunden terror en quien las padece.

Tipos de adicciones y sus consecuencias

Para abordar con mayor profundidad este punto, vamos a clasificar los tipos de adicciones que pertenecen a los dos grupos que te mencionamos antes (adicciones tóxicas y comportamentales). De esta manera podrás entender mucho mejor ambas categorías y podrás establecer cuándo te encuentras (o alguien cercano a ti se encuentra) en una situación de riesgo:  

Adicciones tóxicas o a sustancias

Este es el tipo de adicción más común de todos, de hecho, es muy probable que en algún momento hayas estado cerca de una persona que padezca alguno de los siguientes tipos de adicción:
  • Alcohol: Una de las adicciones más comunes es la adicción al alcohol. Esta, a pesar de ser legal, es una de las sustancias más nocivas que existen. Su consumo puede ocasionar serios daños en la salud tanto a corto como a largo plazo. Beber alcohol en exceso, puede conducirte al alcoholismo, una adicción que es considerada como una de las más graves.

La ingesta de alcohol de forma desmedida, afecta negativamente tanto tu organismo como tu cerebro, pues un lado, permite la aparición de varios síntomas físicos, y por otro, transforma tu conducta hacia un comportamiento agresivo, desinhibido y peligroso que puede afectar también a las personas que te rodean.
  • Nicotina: La adicción a la nicotina surge por el consumo del tabaco. Una droga legal que, aunque igual de reconocida que el alcohol, tiene una mayor conciencia social sobre su repercusión en la salud tanto de quién la consume, como de quien la ve consumir. Los principales efectos que provoca son ansiedad y nerviosismo al dejar de fumar.

El humo derivado del consumo de la nicotina desprende partículas tóxicas que dañan tu sistema respiratorio. Los principales órganos afectados son la laringe, los pulmones y el corazón, siendo estos los que mayor riesgo tienen de padecer un cáncer, infartos o problemas cardiovasculares.
  • Psicofármacos: Lo primero que debes saber, es que la dependencia a medicamentos y fármacos, causan una alteración psicológica. A pesar de que muchos de estos “medicamentos” requieren de receta médica, muchas personas buscan la forma de conseguirlos de formas distintas, desconociendo, o quizás conscientes, de que este tipo de sustancias cuentan con un potencial adictivo muy elevado.

La principal consecuencia de la adicción a los fármacos es que existe una gran variedad de productos que pueden causar la dependencia, volviéndote completamente vulnerable a su presencia en tu vida y en tu cotidianidad.
  • Cafeína: La dependencia al café o al té es una de las adicciones más comunes. Teniendo en cuenta que al tratarse de una droga consumida socialmente y aparentemente de bajo riesgo, con frecuencia se discute si reúne los requisitos para provocar una adicción.

La cafeína es una sustancia legal que se toma para estimular el cerebro y aumentar tu capacidad de atención y memorización de datos. Entre sus consecuencias más comunes, encuentras el insomnio y la dificultad para descansar, efecto que a largo plazo altera tu conducta y modifica tu capacidad para relacionarte con los demás.
  • Opiáceos: Los opiáceos son una de las variedades de tóxicos más nocivos para tu salud. Entre ellos se encuentra la heroína, una sustancia que provoca daños irreparables a quien lo consume. Existen varias formas de consumo de opiáceos, cada una con un potencial adictivo muy elevado que puede llegar desde la primera dosis.

Además de contar con un síndrome de abstinencia muy difícil de superar, sus consecuencias son, en su mayoría, psicológicas. Por lo que el funcionamiento normal del cerebro queda alterado impidiendo que puedas  interactuar normalmente con tu entorno.
  • Esteroides: A este grupo pertenecen las sustancias sintéticas que en la mayoría de los casos son muy parecidas a la testosterona, la cual se genera naturalmente el organismo. Se utilizan a menudo en el mundo del deporte para agilizar, con poco esfuerzo físico, la creación de masa muscular. Cuando se consumen frecuentemente provoca lo que se conoce como la vigorexia.

El abuso de esteroides afecta a todo tu organismo en general, por lo cual causa varios efectos físicos, entre ellos, la aparición acelerada del acné, problemas cardíacos, dificultades cardiovasculares y ginecomastia.
  • Cannabis:  El cannabis es una de las drogas ilegales más consumidas en el mundo, especialmente entre los jóvenes y adolescentes que fuman marihuana.

A pesar de que es usada en muchos casos como una droga medicinal, la adicción al cannabis puede generar síntomas muy negativos, pues disminuye la actividad cerebral, comprometiendo facultades cognitivas como: la inteligencia, la memoria y el habla. Y a largo plazo, puede causar esquizofrenia.

Adicciones comportamentales

No son únicamente adicciones aquellas en las que se abusa de una sustancia determinada. Realizar conductas de forma descontrolada y que puedan repercutir negativamente en tu desempeño también se consideran conductas adictivas. Conoce los principales comportamientos que pueden desembocar en adicciones.
  • Pornografía y sexo: La pornografía es un material que se puede convertir en algo extremadamente adictivo, dado que su resultado se basa en conseguir excitación sin necesidad de tener que interactuar con otras personas.

Esto puede causar una serie de problemas como efectos no deseados, entre ellos, y debido a la hipersexualización que se hace de las personas en los vídeos y revistas porno, puede suceder que no vuelvas a excitarte con gente ‘normal’.
  • Juego:  La adicción al juego, ya sea en forma de apuestas deportivas, póker, ruleta, máquinas, apps o cualquier forma de sacar el dinero mediante el azar, se ha convertido en un serio problema para la sociedad actual, pues su crecimiento ha sido exponencial.
Esta adicción, puede causar ludopatía, un trastorno serio, que puede tener como consecuencias la pérdida de tiempo valioso que podrías dedicar de forma mucho más productiva hasta el gasto de grandes cantidades de dinero, pudiendo generar deudas que afectan tu economía y tu balance a largo plazo.
  • Comida: La alimentación es una necesidad básica. Todo ser humano necesita alimento, porque si no, muere por inanición. El problema viene cuando se transforma en algo que controla tu vida, haciendo que pierdas por completo el control sobre el momento en el que tienes que alimentarte.

La consecuencia más grave de la adicción a la comida es, especialmente, la obesidad, algo que en las últimas décadas se ha transformado en una auténtica epidemia en el mundo.
  • Nuevas tecnologías: Las nuevas tecnologías han invadido prácticamente todos los aspectos de la vida tal y como la conocías. Móviles, ordenadores, videoconsolas y todo tipo de dispositivos electrónicos se puede encontrar en prácticamente todas las tareas que ejecutas diariamente.

No es de extrañar que sean cada vez más las personas que no se puedan desenganchar de sus aparatos, debido a que han desarrollado una dependencia a estos dispositivos y los necesitan para hacer las tareas que surgen en tu día a día.
  • Compras: La adicción a las compras, si bien no es una conducta adictiva muy conocida, tiene como principal problema el de consumir enormes cantidades de dinero en productos y servicios que no son necesarios .
Además, en caso de que se compren objetos innecesarios, se corre el riesgo de que vayas acumulando objetos inútiles en casa, pudiendo haber como problema colateral el desarrollo de trastornos como el Diógenes, que se basa principalmente en amontonar elementos a los que no darás ningún tipo de uso.
  • Trabajo: En la sociedad en la que vives se ha fomentado la cultura del sacrificio en el lugar de trabajo, con la intención de conseguir el máximo beneficio para la familia. El problema es que el propio trabajo puede convertirse en una adicción,surgiendo en los últimos años el término ‘workaholic’ para hacer referencia a esta situación.
Si bien trabajar es algo necesario para poder subsistir, el hecho de darle mayor papel al lugar de trabajo antes que otros aspectos de tu vida como son las relaciones personales, el cuidado de los hijos o el invertir en las aficiones propias, implica un empeoramiento generalizado del nivel de vida. Como puedes darte cuenta, comportamientos aparentemente tan simples, generan grandes problemas a tu vida, a tu equilibrio emocional y a tu salud mental. La forma ideal de alejarlos de tu vida es:
  1. Reconoce que estás dependiendo de algo y que esto está afectando enormemente tu calidad de vida.
  2. Busca ayuda para encontrar soluciones efectivas y asertivas que perduren en el tiempo.
  3. La psicoterapia siempre es una buena opción, pues te permite encontrar la raíz del problema y a partir de allí buscar soluciones que se adapten a ti.

En Enterapia tenemos terapeutas esperando por ti

Agenda tu cita y recibe hasta el 40% OFF en la sesión de conocimiento 

 

  1. Entiende que es un proceso, por lo tanto, los resultados no se van a ver reflejados de inmediato.
Hay algo que debes tener en cuenta, y es que caer en una adicción es realmente sencillo, lo que verdaderamente es complicado es salir de ahí y reconocer que necesitas ayuda. No esperes a llegar al límite para alzar tu voz, mantente alerta a posibles síntomas o comportamientos que te digan que puedes caer en el abismo.

Deja tu comentario:

0