psicologia online

¿Qué es la terapia cognitivo conductual?

Dra Paola Ramírez - julio 08, 2021

Lo primero que debes saber es que la terapia cognitivo conductual es un modelo que se enfoca en ayudar al paciente a la identificación de pensamientos, emociones, conductas y respuestas psicológicas disfuncionales que permitan ser ajustadas a respuestas más adaptativas. Esto se logra mediante la disminución de malestares y síntomas que afectan la calidad de vida de la persona.

Este modelo se centra en el aquí y en el ahora, y además, es importante saber que el terapeuta no hace el trabajo del paciente como tal, es decir, como profesional, el psicólogo no puede etiquetar algo como bueno o malo, o como positivo o negativo, pues su tarea es motivar al paciente hacia el cambio, teniendo como base las experiencias de su vida diaria.

Desde una visión un poco más teórica, Según Bake, uno de los defensores de esta metodología, sustenta que lo que piensas y sientes, se basa principalmente en lo que haces, por eso, es importante que durante la terapia, el psicoterapeuta se enfoque en 3 características base que son:

  1. La aceptación: aceptar el mundo, los problemas y la filosofía de vida del paciente.

  2. La autenticidad: decir las verdades con franqueza al paciente, no con el fin de hacerlo sentir bien, sino con la intención de que este reconozca la situación.

  3. La empatía: ponerse en el lugar del otro, enfocado hacia el acompañamiento de un proceso.

La terapia cognitivo conductual, ha sido efectiva en tratamientos como ansiedad, depresión, trastornos obsesivos compulsivos, fobias, ataques de pánico, trastornos alimenticios, trastornos de estrés postraumático, entre otros, y por ende es importante tener claros dos conceptos dentro de este modelo.

El primer concepto es una TEA cognitiva, que se caracteriza por una alteración de patrones cognitivos que llevan al paciente a presentar 3 aspectos fundamentales que son:

  1. Una visión negativa de sí mismo.

  2. Una visión negativa de las circunstancias.

  3. Una visión negativa a futuro.

El segundo concepto importante son las distorsiones cognitivas que conllevan a que se establezcan conclusiones precipitadas o arbitrarias, como por ejemplo la maximización o minimización de situaciones a las que se enfrenta el paciente día a día.

 

¿Por qué se realiza este tipo de terapia?

Mi propósito es que entiendas la funcionalidad e importancia de este tipo de terapia, por eso, te compartiré algunos datos que son relevancia para conocer su aporte:

  • Utiliza el método científico para validar la eficacia de sus técnicas.

  • Puede ser empleado en procesos individuales y grupales.

  • Se evalúa al paciente como un activo dentro del proceso terapéutico.

  • Permite controlar, disminuir y cambiar los pensamientos, las creencias y conductas que generan malestar en una persona.

  • Previene recaídas durante y después del proceso.

  • Aporta estrategias alternativas a los fármacos.

  • Permite la identificación de estrategias para manejo de situaciones estresantes.

  • Genera mayor conciencia de las situaciones consideradas como problemáticas.

  • Permite relacionar la interrelación entre lo que sientes, lo que piensas y lo que haces y su grado de afectación.

  • Se realizan intervenciones cortas, es decir que su duración es menor a la de una terapia normal.

  • Tiene ventajas económicas y psicosociales.

Estos son algunos de los factores positivos que encuentras dentro de la terapia cognitivo conductual, los cuales son realmente completos y te permiten tener un panorama mucho más amplio de tu realidad y de tu caso, todo con el único fin de que puedas acceder a herramientas que te generen un mayor bienestar.

¿Quieres tomar este tipo de terapia para dar solución a algún aspecto de tu vida? Accede al siguiente enlace y ponte en contacto con un psicólogo de Enterapia que te ayudará a tener un proceso mucho más sano y que perdure en el tiempo.

 

Haz clic aquí para agendar tu cita

y recibe hasta un 40% de descuento en tu primera sesión.

 

¿Cómo funciona este tipo de terapia y cuáles son sus pasos?

De manera general, este tipo de terapia se orienta hacia las siguientes fases:

  1. La evaluación y el diagnóstico.

  2. La identificación de conductas problema.

  3. El diseño e implementación de programas de promoción, prevención e intervención.

  4. El tratamiento de intervención.

  5. El monitoreo o seguimiento.

Este modelo se enfoca en qué debes cambiar, más que en el por qué debes cambiar, por lo tanto, durante el proceso es importante tener en cuenta que se realizan cuestionarios que evalúan síntomas, frecuencia, duración e intensidad de acuerdo con los motivos de consulta. 

En este punto es importante evaluar pensamientos, reacciones fisiológicas, conductas y consecuencias de las situaciones, el terapeuta indaga al paciente desde sus diferentes áreas (familiar, académica, social, laboral, entre otras) y establece actividades de autoayuda para realizar en el hogar, con el fin de fomentar el funcionamiento autónomo y promocionar la disminución paulatina de la sintomatología.

Las tareas son siempre evaluadas por el psicoterapeuta y son asignadas con base en las problemáticas individuales de cada paciente y los motivos que lo hicieron consultar, no para todos se usan las mismas técnicas. Al finalizar el tratamiento es importante reconocer que el paciente pueda continuar llevando a cabo dichas actividades de manera autónoma manteniendo su calidad de vida.

 

¿Cuáles son los beneficios de este tipo de terapia?

Algunos de los beneficios que obtienes al recibir una terapia cognitivo conductual, son:

  • Aumenta tu autoestima, el autoconcepto, la auto observación y la autoconfianza.

  • Permite realizar una reactivación cognitiva y una activación conductual.

  • Ayuda a manejar situaciones problemáticas.

  • Ayuda a afrontar pensamientos que surgen en el día a día, modificar pensamientos y conductas irracionales.

  • Se centra en el tiempo presente, en el aquí y el ahora.

  • Evalúa el qué y el cómo hacia estrategias de solución efectivas.

  • Se identifican las conductas problemas y se priorizan dentro de un proceso.

Para finalizar, después de conocer los beneficios de este tipo de terapia, mi invitación es a que recuerdes es que tanto en esta, como en cualquier otra terapia psicológica, no existe un tiempo estimado en el que se deba dar por finalizado dicho tratamiento, cada caso es diferente, y con cada caso, las técnicas o métodos a utilizar también varían, todo con el propósito de que el paciente se sienta cómodo en cada una de las sesiones a desarrollar.

Deja tu comentario:

0