salud mental

El Trastorno Bipolar

Dra Diana Poveda - junio 18, 2020

trastorno de bipolaridad

El Trastorno Bipolar

¿Qué es la bipolaridad?

Se puede definir como un periodo caracterizado por cambios extremos en el estado de ánimo, lo cual afecta a su vez la energía y habilidad para funcionar en los diferentes contextos. Los cambios de ánimo ocasionados por la bipolaridad son diferentes de los decaimientos normales y se enmarcan en dos polos opuestos, los cuales se definen como manía (cuando la energía llega a su máximo punto para convertirse en euforia o irritabilidad) y depresión (cuando aparece el letargo y el estado de ánimo esta caracterizado por tristeza y desesperanza).

Es de gran relevancia mencionar que existen episodios de bipolaridad de ciclos largos; es decir, que las personas pueden experimentar durante meses estados depresivos o estados maniacos. Por otro lado, también se pueden evidenciar los episodios de bipolaridad de ciclos cortos, en donde las personas experimentan durante semanas estados depresivos o estados de euforia, aunque estos últimos no llegan hasta la manía, ya que son más leves, entonces se les llama, estados hipomaniacos.

 

¿Cuáles son los principales síntomas de la bipolaridad?

Depresión: La persona experimenta todos o la mayoría de síntomas descritos en el apartado anterior.

Los siguientes síntomas son característicos de las personas que experimentan manía o hipomanía. La diferencia entre estos dos conceptos es que simplemente en la hipomanía se presentan los mismos síntomas pero de manera menos intensa.

  • Autoestima exagerada o sensación de grandeza.

  • Disminución de la necesidad de dormir.

  • Ganas de hablar, mucho más de lo que es necesario.

  • Sensación de pensamiento acelerado.

  • Distracción con facilidad. La persona puede pasar de una cosa a otra en poco tiempo.

  • Aumento de la actividad (En el trabajo, en el estudio, en la sexualidad).

  • Realizar actividades más o menos placenteras pero que suponen alto riesgo (compras excesivas, indiscreciones sexuales, inversiones económicas, entre otras).

  • Euforia anormal o excesiva (Alegría extrema).

  • Irritabilidad inusual.

  • Falta de juicio.

  • Comportamiento inapropiado en situaciones sociales (Ej.: Vestir llamativamente, utilizar maquillajes extraños, intentos de aumentar un aspecto que incita hacia lo sexual, entre otros).

  • Dificultad para seguir las normas en el contexto familiar, laboral, académico y social, con la probabilidad de generar consecuencias desagradables que pueden terminar en hospitalizaciones involuntarias, o serios problemas legales y/o económicos.

 

¿Por qué es importante darle un manejo psicológico a la bipolaridad?

Teniendo en cuenta diferentes estudios realizados, se podría decir que el trastorno bipolar afecta al 2.6% de la población mundial. No obstante, generalmente las personas que experimentan episodios o un trastorno bipolar como tal, buscan la ayuda profesional en el momento en el que se comprometen en conductas de riesgo que pueden hasta incluso poner en peligro sus vidas. La bipolaridad deteriora en gran medida el funcionamiento de las personas en las diferentes áreas de su vida, ya que tanto los síntomas característicos de la depresión como los de la manía o hipomanía, son bastante intensos entonces es probable que se pierda el control y se haga un manejo inadecuado de los mismos.

Por lo tanto, cuando las personas inician un proceso psicológico y se adhieren a éste, es probable que sus vidas nuevamente se orienten y sus comportamientos sean cada día más asertivos, encontrando otros resultados que favorecen un estado de ánimo estable.

Deja tu comentario:

0