salud mental

¿Qué es la ira y cómo aprender a controlarla?

enterapia - junio 18, 2021

¿Te ha pasado alguna vez que sientes un montón de emociones negativas y no puedes controlarlo? O ¿en algunas ocasiones has mostrado evidentes señales en tu comportamiento asociadas a la ira o agresividad?

Si te ha sucedido y eres de los que pierde los estribos con facilidad y sin justificación aparente, debes poner atención a este artículo, pues de seguro te sentirás muy identificado.

Vamos a compartirte información muy útil que te ayudará a llevar una mejor calidad de vida, te alejará de las consecuencias que un comportamiento agresivo trae consigo y te ayudará a tener mayor control sobre ti mismo.

 

¿Qué es la ira?

La ira es una emoción como cualquier otra e incluso es considerada necesaria para ti, pues te ayuda a sacar de tu interior muchas cosas con las que quizás estás en desacuerdo. La ira desencadena una respuesta a situaciones en las cuales se vea afectada o dañada tu integridad física o emocional, y su acción te permite defenderte de posibles daño que otros puedan causarte. Generalmente, esta reacción se caracteriza por el aumento del ritmo cardíaco, la presión sanguínea y los niveles de adrenalina y noradrenalina. Existen 3 tipos de ira que son:

  1. Ira agresiva o violenta: en donde al verte frustrado por no cumplir tus deseos, utilizas la violencia como forma de obtener lo que quieres y por alguna razón no puedes alcanzar.

  2. Ira en función de defensa: es la reacción por instinto que tienes cuando te sientes en peligro o amenazado por agente externo, llámese persona o situación.

  3. Ira almacenada: se manifiesta cuando pierdes el control debido a pequeñas frustraciones que van surgiendo en tu día a día que en determinado momento sientes que no puedes tolerar más.

Es importante reconocer cuando las muestras de enfado son injustificadas o irracionales, ya que podrían llevarte a un estado muy peligroso de agresividad. Si sientes que la ira es una constante en tu vida, que te irritas con facilidad y que todo te hace enojar, es momento de buscar ayuda porque esto puede causar grandes daños a tu vida.

Maneja la ira y afronta tus problemas con calma, lograrlo es un proceso que puedes iniciar de la mano de Enterapia. Por ello, ponemos a tu alcance a los mejores psicoterapeutas que te ayudarán a encontrar soluciones ante este tipo de situaciones.

 

Agenda tu cita aquí 

y aprende a tener un mejor control de tus emociones

 

Consejos para manejar la ira

La clave para manejar la ira es el autocontrol, es decir, aprender a manejar tus emociones, respirar antes de decir o hacer algo que puede causar daño, pues si no tienes control sobre tus actos y palabras, podrías llegar a ocasionar grandes problemas. Existen varios métodos para aprender a controlarte, aquí te contamos algunos de los más utilizados:

  • Conoce las causas del por qué nos enojamos.

Es importante que reconozcas o identifiques qué es lo que genera los disgustos en ti, esto es clave para una buena gestión de la ira.

Las causas más comunes son las inseguridades, envidias o miedos que aparecen al afrontar situaciones concretas. Es importante que tengas en cuenta que la ira nace de sentimientos como el temor, la frustración o incluso el cansancio.

  • Aprende a gestionar la ira.

Guardarse las opiniones ante situaciones injustas, no es lo idóneo para tener un correcto autocontrol. Si haces esto, en algún momento te saturarás y estallarás sin razón aparente. Entonces, para que no suceda esto hay que afrontar los problemas desde el respeto y la sana comunicación

  • Ten un buen descanso.

Se ha comprobado científicamente que las personas cuando están agotadas física o mentalmente están predispuestas a enojarse con facilidad. Descansar y dormir un mínimo de 8 horas es necesario e importante para mantener tu salud mental. 

  • Relájate.

Existen muchos métodos para relajarse que nos ayudan a mantener una mentalidad positiva, entre ellas figura la meditación, las caminatas o los deportes al aire libre, o simplemente tomarse un tiempo para sí mismos.

Por otra parte, si estamos a punto de estallar, contar hacia atrás , regular tu respiración o tomarte un tiempo fuera para relajar tus pensamientos pueden ser muy útiles para no perder los estribos.

  • Ser más tolerante

La empatía es clave, no pensar tanto en sí mismos, respetar y aceptar que los demás piensen distinto a ti y ponerse en los pies del otro ayudan mucho a no enojarse.

¿Cuándo debes buscar ayuda psicológica?

Si ya has intentado algunos de los métodos anteriores para autocontrolarte y las muestras de irascibilidad siguen sin disminuir, acudir a un psicoterapeuta es la mejor opción. ¿Recuerdas que te mencionamos antes la opción de asistir a psicoterapia online con Enterapia? Pues haz clic en el siguiente enlace y empieza a buscar nuevas soluciones.

 

Conéctate aquí con Enterapia

 

La ira podría traer graves consecuencias en las relaciones interpersonales o en tu salud física y mental, así que aprovecha estos consejos para dar tus primeros pasos hacia el autocontrol.

Deja tu comentario:

0